Looks de invitada para una boda de día: cuatro estilos para triunfar

 In Bodas, Uncategorized

En plena temporada de celebraciones no es raro que hayáis recibido una o varias invitaciones de boda en las que se indique un horario de mañana o mediodía y todavía no tengáis claro que poneros para estar a la altura con un look de invitada elegante y acorde con la ocasión. ¿Conocéis cuál es el dress code asociado a las ceremonias que tienen lugar a plena luz del día?

Para bodas de mañana, con banquete al mediodía, lo más habitual y recomendable es elegir un vestido corto o midi, preferiblemente en tonos vivos o neutros porque nos favorecen mucho más en primavera/verano como el teja, buganvilla, fresa, amarillo, verde manzana, lima, azul, coral, nude, rosa palo, sin olvidar las combinaciones blanco y negro o los pasteles, así como estampados alegres y primaverales como los florales, los lunares o los dibujos geométricos.

Sin embargo, hay muchas más opciones estilosas que van más allá del típico vestidito de cóctel y abrazan tendencias de plena actualidad como las faldas de largo a media pierna, los pantalones palazzo o los monos de una sola pieza.

DOS PIEZAS

Una combi formada por una delicada blusa y una falda lápiz de encaje, conjuntar un cuerpo liso y un pantalón palazzo estampado o unir un top y falda o pantalón monocolor son alternativas clásicas y menos vistas pero también actuales y con mucho estilo. ¿Un extra de elegancia? Elegid partes de arriba que incluyan partes especiales como un escote en V, un drapeado o una sugerente espalda abierta.

MONOS

Desde hace varias temporadas, el mono siempre largo, le va ganando terreno al vestido por su carácter juvenil, además con él os aseguráis un estilismo perfecto con el mínimo esfuerzo. Atentas a los modelos con cortes innovadores como espaldas cruzadas, mangas tipo capa o detalles coquetos como volantes, sin olvidar marcar la figura con un cinturón joya o tipo fajín.

LARGO MIDI

Para unos es un largo muy recatado y que favorece poco  a quien lo lleva si no posee una figura alta y esbelta, pero a nosotros nos encanta el aire elegante que desprende una invitada con un vestido o falda de largo a media pierna.

Para acertar de pleno en vuestro look, os proponemos un vestido liso o estampado con amplio vuelo realzado con sandalias de tacón alto para estilizar. Si por el contrario os apetece más un estampado colorido y primaveral, las sandalias, stilettos o pumps y bolsos en colores neutros (nude, beige, crudo) o en alguno de los tonos del estampado y los cinturones metalizados serán vuestros mejores aliados.

Por último, olvidad los vestidos largos, a una boda de día de largo solo va la madrina, las testigos o hermanas del novio y recordad la regla del “menos es más”; la naturalidad está en alza y hay que aplicarla, tanto en nuestro atuendo como en el peinado o maquillaje. Por ejemplo un recogido bajo imperfecto, un maquillaje suave y pocas joyas pero procurando que se vean de buena calidad. Si por ejemplo lleváis tocado, mejor unos pendientes pequeños y discretos y si lucís un peinado sencillo, o bien pendientes llamativos o bien collar, nunca todo a la vez.

¿Y si hace fresco y necesitáis algo para colocaros encima? Descartad chales y echarpes porque resultan un pelín pasados y apostad por chaquetas cortas o abriguitos ligeros en tonos claros (beige, crudo, rosa palo); una chaqueta kimono puede ser una alternativa exótica con la que no dejareis indiferente a nadie.

¿Tenéis ya claro cuál será vuestro look de boda perfecto?

Esperamos que os haya servido de ayuda estos consejitos, y por supuesto ¡nos encantaría que nos dejarais vuestras opiniones!

 

 

 

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Abrir chat