¡Atentas! Estos son los errores que cometen 9 de cada 10 novias.

 In Bodas, Novias

El gran día ya ha llegado. ¡Por fin!. Todo está listo y bajo control, o eso creemos en muchas ocasiones. ¡Pero cuidado!, siempre hay cosas que pasamos por alto, por ello y para que tu gran día sea perfecto, te mostramos 10 errores que cometen 9 de cada 10 novias, ¡toma nota!

1-Creer que todo debe organizarse solo, como por arte de magia.
Muchas veces se puede pensar que una boda es simplemente una gran fiesta pero no es así. Tras el día B, hay muchos meses de trabajo y de planificación por parte de los novios y de los proveedores que os han ayudado a organizar cada detalle. Por eso, cuando recibes el anillo de pedida, lo mejor es comenzar a pensar en cada elemento para que nada quede en el olvido.

2-Realizar una boda para los demás, pero no para ti.
Se trata de uno de los errores más frecuentes que cometen la mayoría de las novias. Sí, es cierto que es una boda, y que muchas serán las personas que pasen a tu lado ese gran día, pero no por ello tienes que organizar un enlace según los gustos de los demás.
¡Ese día es para ti! ¡Para vosotros! Acéptalo y olvida lo que opinen los demás. La boda es tuya y tiene que estar a tu gusto. No elijas un vestido de novia romántico si prefieres una boda diferente y muy personal. ¡No cometas ese gran error!

3-Delegar en tus amigos algunas decisiones.
Cierto es que tras la invitación a la boda, los buenos amigos siempre están dispuestos a ayudar, y con tantas cosas por resolver y por decidir, muchas veces optamos por delegar en ellos algunos asuntillos, pero no siempre es la opción correcta. A veces sale bien pero otras veces no tanto y una incorrecta decisión acaba por arruinarlo todo.
Son tus amigos y te conocen pero sus gustos no son los tuyos y tu boda no es su gran día, por eso, por mucho trabajo que tengas encima, no permitas delegar en tus amigos ninguna tarea de organización de tu boda: son cosa tuya. Tus amigos y familiares pueden estar pendientes de ti, ayudarte y acompañarte en las decisiones, pero estas deben ser tuyas para que todo salga como siempre soñaste.

4-Pensar en ahorrar continuamente.
Muchas personas consideran que encomendar la tarea de la organización de la boda a un profesional es un gasto innecesario, pero no es del todo cierto. Si quieres realizar un enlace de ensueño, la participación de profesionales hará que el gran día se acerque mucho a lo que tenías pensado. Fotógrafo, maquillador, peluquero, banquete, ¡será mucho mejor que expertos en cada sector se encarguen de cada parte de tu boda!

5)-Menospreciar la organización de la ceremonia.
Al planear la boda, siempre concentramos los mayores esfuerzos en encontrar el mejor lugar de celebración, un buen fotógrafo, la música ideal, pero ¿y la ceremonia? Ya sea religiosa o civil, es sin duda la parte más importante del día de la boda. Será el momento en que os unáis como matrimonio, preparad las lecturas, los tiempos, algún momento especial que haga esos instantes divertidos y emocionantes y pensad sobre todo en vuestra felicidad. El momento del “sí quiero”, lo recordaréis siempre.

6) No probarse el vestido de novia.
Si, ya sabemos que es muy obvio que asistirás a la prueba del vestido ¿qué novia no lo hace?, pero no es sólo eso, probarte el vestido delante de las amigas es necesario para ver si los arreglos son correctos, aun así te aconsejamos que te muevas enfundada en él.
Abraza a tu madre como si fuera el día de la boda, camina unos minutos, comprueba que puedes realizar todos los movimientos que harás el día B, con complementos, zapatos y velo si lo llevas.
¡Es muy importante que ese día estés lo más cómoda posible!

7) Renunciar a la propia personalidad.
Uno de los errores más comunes y evidentes. Como hemos comentado anteriormente, el matrimonio es solo cosa tuya, no permitas que nadie te influya en el momento de tomar alguna decisión. Debes ser la protagonista de esa romántica película, y para que así sea, todo debe estar a tu gusto y según tu personalidad. No consientas que nadie te obligue a organizar cosas que no van contigo, sin que reflejen tus gustos 100%.

8) Dejar de lado la prueba de peinado y maquillaje.
Muchas son las novias que solamente se centran en el vestido del día de la boda ¡Error! Como bien dice el dicho, la cara es el reflejo del alma y ese día más que nunca será el que debas lucir radiante. Para ello, deberás hacerte una prueba de maquillaje y peinado según el vestido de novia que hayas elegido y dejarte peinar por el mismo profesional el día del enlace. Las prisas y los nervios te traicionarán si piensas hacerlo tu sola en un día tan importante. Tómate tu tiempo y haz varias pruebas hasta conseguir el look con el que te sientas divina.

9) Olvidar un Especial Agradecimiento a los Proveedores.
Por supuesto que debes dar las gracias a los amigos y familiares que te ayudaron a que el gran día fuese perfecto, pero no tienes que olvidar un agradecimiento personalizado a aquellos que se implicaron al máximo para que siempre recordéis el día de vuestra boda como el más feliz: fotógrafo, peluquero, decorador, personal de eventos y celebraciones.

10) Tener Expectativas Equivocadas.
El éxito de las bodas es tal vez de las cosas que más nos importan en la vida, aun así no puedes quebrarte la cabeza con falsas expectativas que en mucho difieren del resultado real. Las cosas suceden tal y como tienen que ser, es cierto que la planificación durante los meses previos ayuda a que el gran día sea perfecto pero finalmente todo será diferente a como habías pensado en un principio. De lo que se trata es que el gran día lo disfrutes, sin tensiones ni agobios, creando un día lleno de momentos agradables para recordar con una inmensa sonrisa.

¿Qué os ha parecido esta entrada? Interesante, ¿verdad?

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Abrir chat